Si Hashem quiere a los pobres porque no les da de comer?

36

Cierta vez, Turnus Rufus le preguntó a Rabí Akiva cómo podía ser que, si Hashem amaba a los pobres, ¿por qué no les daba de comer? Rabí Akiva le respondió que los pobres nos dan más a nosotros de lo que nosotros les damos a ellos, pues al dar tzedaká, nos salvan del gehinom (purgatorio).

Lo que dijo Rabí Akivá es que, efectivamente, es tarea de Hashem alimentar a los pobres, pero Él nos deja que nosotros les demos de comer en vez de Él. Y al hacer “el trabajo de Hashem”, obtenemos una recompensa muchísimo mayor. Igual que el niño que pone la mesa del Shabat. Por supuesto que Hashem puede darles de comer a los pobres, pero Él nos deja que nosotros hagamos ese trabajo, a pesar de que, a decir verdad, no Lo estemos “ayudando” en absoluto.